Abrir una franquicia sin arrepentirse después

Para abrir una franquicia sin equivocarse hace falta tiempo, esfuerzo, muchas horas de dedicación previa y… cómo no, algún que otro quebradero de cabeza. Pero, ¿cuáles son esos aspectos fundamentales a tener en cuenta? A continuación te contamos todo lo que necesitas saber para no cometer errores y abrir una franquicia sin equivocarte.

Ser emprendedor no siempre es fácil. Y mucho menos ser un emprendedor de éxito. Abrir una franquicia puede ser muy útil para salvar los riesgos que implica empezar una empresa desde cero. Pero no todo es un camino de rosas. Lo primero que deberás hacer es una autoevaluación para saber si serás un buen franquiciado. Éstas son algunas de las preguntas que puedes hacerte para ese autoanálisis:ç

  • ¿Quieres la franquicia como opción de autoempleo? ¿O prefieres ser inversor?
  • ¿Crees que podrás ser tu propio jefe?
  • ¿Te ves capaz de aceptar las reglas de la central y seguir sus directrices?

Si la respuesta es sí, puedes dar el siguiente paso: elegir el sector de actividad al que te quieres dedicar. Y, a partir de ahí, seleccionar varias enseñas y estudiarlas para poder comparar y decidir antes de abrir una franquicia.

Para abrir una franquicia investiga a fondo e infórmate bien

A nadie le gusta tirarse a la piscina sin saber si tiene agua o está vacía. Por eso, para evitar golpes tontos, lo mejor es recabar toda la información posible. A continuación te detallamos los pasos más importantes a dar en esa labor de investigación para abrir una franquicia:

Internet

Puedes empezar aprovechando el poder de las nuevas tecnologías, hoy en día todo está en Internet. Visita cada rincón de la página web de la franquicia, sus redes sociales, los comentarios de clientes en sus publicaciones… Todo suma a la hora de conocer a fondo a una enseña. Además, el feedback de sus clientes puede resultarte muy positivo a la hora de elegir y abrir una franquicia. Así podrás hacerte una idea aproximada de lo que gusta al mercado y lo que no.

Guías y portales de franquicias

En este punto son muy importantes los portales y las guías de franquicias. Aquí encontrarás información de cada enseña, con datos actualizados sobre sus condiciones económicas (inversión, royalties, canon de publicidad, financiación, etc.), su número de locales, los países y regiones en los que están presentes, la duración mínima del contrato…

Del mismo modo, puedes recabar información en el Registro de Franquiciadores y en la Asociación Española de Franquiciadores (AEF).

Visita a franquiciador y a franquiciados

Una vez que tienes una idea general de los detalles de cada franquicia, lo mejor es que visites a algunos de sus franquiciados. Ellos trabajan sobre el terreno y son los que mejor pueden orientarte en tu decisión. Conociendo su experiencia, podrás valorar mejor si esa franquicia se adapta a ti.

Del mismo modo, puedes concertar una cita con el franquiciador. Cita informativa que no suele requerir de compromiso posterior alguno y que ayudará a tener una primera toma de contacto. Así pondrás cara y nombre a las personas con las que, quizás, abras tu franquicia. Y sabrás intuitivamente si vas –o no- por el buen camino.

Ferias de franquicias

Las ferias de franquicias son muy más populares. Se celebran año tras año y cada vez en más ciudades. En ellas, las enseñas participantes explican sus modelos de negocio y condiciones a los interesados en sus conceptos. Igual que visitar al franquiciador, ésta es una buena opción para esa primera toma de contacto con la central.

Además, en las ferias también podrás encontrar a consultores de franquicias, como BeFranquicia. Estos expertos son una de las mejores formas para informarse, resolver dudas y obtener una visión objetiva de cada negocio. Decididamente, te ayudarán a abrir una franquicia que se adapte a ti con seguridad.

Consejos para emprender bajo la fórmula de franquicia

  • No te dejes llevar por la primera impresión. Lo que puede parecer atractivo a primera vista, es posible que pierda brillo con el tiempo. Y al contrario. Lo mejor es conocer todos los detalles de una franquicia antes de decidirse.
  • No permitas que te deslumbren los sectores que parecen más llamativos. Las modas suelen ser pasajeras, y lo que hoy quiere todo el mundo, mañana puede no quererlo nadie. Si no quieres equivocarte, busca un sector seguro y atemporal, que haya demostrado rentabilidad y estabilidad.
  • Cuidado con las marcas. Aunque el éxito de algunas enseñas sea muy seductor, sus condiciones no siempre son las mejores… por lo menos, no para todos los emprendedores. Analiza tu capacidad económica, porque con las franquicias más famosas, la inversión se dispara y puede frustrar tu acceso a financiación externa.
  • Y, sobre todo, déjate asesorar por expertos. Solo ellos podrán darte una visión amplia con argumentos fundados sobre lo más conveniente para tu perfil emprendedor. Los consultores de franquicias son, sin duda, tu mejor aliado si quieres abrir una franquicia sin equivocarte. Ellos pondrán una asesor de franquicias a tu disposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *