Coaching para emprendedores

El mundo empresarial está sufriendo cambios como nunca antes. Tanto de forma económica, como en la gestión de personas. Por eso, la innovación es la vía más rápida que las empresas escogen para adaptarse a estos nuevos paradigmas, y cuanto antes lo hagamos mejor.
Una de las maneras de llegar a esta adaptación es con el Coaching. Pero, ¿cómo puede ayudar el coaching a tu empresa?

  • Es una herramienta para potenciar lo máximo posible el desarrollo profesional de las personas y equipos
  • Potenciar la toma de decisiones y generar organizaciones orientadas a la excelencia.
  • Facilitar la búsqueda y mejora de equipos: soluciones alternativas, sinergia y entendimiento.
  • Favorecer la transformación de las personas y los equipos para optimizar los recursos y generar sentimientos de capacidad.
  • Generar nuevas perspectivas y aumentar el compromiso y la responsabilidad.
  • Ayudar con las habilidades y talentos individuales.
  • Mejorar los resultados para uno mismo y para la organización.

El principal objetivo es ser una herramienta de desarrollo de directivos que se lleva a cabo con asesoramiento personal y profesional e impacte en la organización.

¿Por qué hacer coaching para emprendedores?

  • Por la sensación de algunos emprendedores de estar desbordados por los nuevos retos que han de asumir.
  • Por el poco tiempo que los emprendedores tienen para ellos mismos.
  • Por la presión con la que tienen que vivir el empresario.
  • Por la necesidad que tiene el negocio de aumentar la productividad continuamente.

¿Cómo se desarrolla el proceso de Coaching? Estas son algunas de sus principales etapas:

  • Primeras entrevistas: se realiza un diagnóstico concreto, que detalle el nivel adquirido de cada uno de los hábitos buscados en el directivo. Este diagnóstico se realizará mediante una entrevista personal, y una serie de cuestionarios. Uno de estos cuestionarios mide el nivel de desarrollo que tiene la persona en cada uno de los hábitos directivos.
  • Entrevista de devolución del diagnóstico: Se hablará con el empresario de la franquicia para explicarle lo que se ha observado, los hábitos que tiene, y si son más o menos óptimos, destacando aquellos que se deben mejorar. Lo que se busca en esta entrevista es contrastar si tiene la misma percepción que el coach, y si está de acuerdo con trabajar en esos puntos en concreto y con unos objetios fijos.
  • Entrevistas de desarrollo: Se trabajará en profundidad sobre los objetivos fijados para desarrollarlos de forma progresiva y poniendo en práctica y revisando si se confirma que el plan de acción es efectivo o no. De no ser así, se tendrá que revisar los objetivos y la forma de trabajar buscando siempre la excelencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *