La Vaca Atada

La franquicia La Vaca Atada nace del sueño del argentino Javier Senese por crear un espacio donde ofrecer productos de su país natal. En 2015 consigue hacer su proyecto realidad abriendo el primer establecimiento en el centro de Cadiz. Su gran éxito estimuló la idea de crear una cadena volcada principalmente en el apoyo al franquiciado.

Es un concepto de restauración diferente que combina productos frescos y de calidad con una selección de “comida callejera” argentina. La franquicia ofrece una gran oportunidad de negocio, la rentabilidad de la hostelería pero con una elaboración y gestión sencilla. Además, presenta un seguimiento y tutelaje de la actividad diaria. Se trata de una inversión muy ajustada que garantiza una recuperación antes del fin del segundo año.

Franquicia La Vaca Atada