La Vaca Atada

 

La Vaca Atada ofrece una oportunidad de negocio con la rentabilidad de la hostelería, pero con una gestión sencilla y fácil elaboración. Es un concepto de hostelería diferente que ofrece una gran variedad de productos frescos y de calidad, combinado con la más cuidada selección de “comida callejera” argentina. Una de las claves del éxito de La Vaca Atada son los productos exclusivos artesanales de alta calidad. Otro de los factores de su éxito es la gran oferta variada y de calidad en una amplitud de horario que permite al cliente consumir en cualquier momento del día.
Nuestras ventajas son:
• Una oportunidad de negocio con la rentabilidad de la hostelería, pero con una elaboración sencilla y fácil gestión.
• Márgenes estables a lo largo del año.
• Inversión muy ajustada, recuperación estimada de la inversión antes del fin del segundo año.
• Apoyo y asesoramiento continuo de la central.
• Seguimiento y tutelaje de la actividad diaria y resultado del franquiciado.
• Una oferta gastronómica variada, seleccionada y sin competencia.
• Proveedores seleccionados y con excelente calidad.
• Productos de gran demanda, y potencial de crecimiento.
• Un modelo de gestión optimizada del personal.
• Una imagen corporativa distintiva.

Franquicia La Vaca Atada


La Vaca Atada

Franquicia La Vaca Atada

 

La Vaca Atada ofrece una oportunidad de negocio con la rentabilidad de la hostelería, pero con una gestión sencilla y fácil elaboración. Es un concepto de hostelería diferente que ofrece una gran variedad de productos frescos y de calidad, combinado con la más cuidada selección de “comida callejera” argentina. Una de las claves del éxito de La Vaca Atada son los productos exclusivos artesanales de alta calidad. Otro de los factores de su éxito es la gran oferta variada y de calidad en una amplitud de horario que permite al cliente consumir en cualquier momento del día.
Nuestras ventajas son:
• Una oportunidad de negocio con la rentabilidad de la hostelería, pero con una elaboración sencilla y fácil gestión.
• Márgenes estables a lo largo del año.
• Inversión muy ajustada, recuperación estimada de la inversión antes del fin del segundo año.
• Apoyo y asesoramiento continuo de la central.
• Seguimiento y tutelaje de la actividad diaria y resultado del franquiciado.
• Una oferta gastronómica variada, seleccionada y sin competencia.
• Proveedores seleccionados y con excelente calidad.
• Productos de gran demanda, y potencial de crecimiento.
• Un modelo de gestión optimizada del personal.
• Una imagen corporativa distintiva.

Franquicia La Vaca Atada