¿Puedo franquiciar mi restaurante?

Cuando creemos que tenemos entre manos un concepto de éxito, especialmente en hostelería y restauración, es probable que la posibilidad de franquiciarlo vaya haciéndose un hueco en nuestra mente. Ya sea una pizzería, una hamburguesería, un restaurante temático o de cocina tradicional, franquiciar es siempre una opción que planea en el horizonte. Esto es así básicamente por dos motivos.

El primero tiene que ver con nuestra ambición como hosteleros y empresarios de restauración y nuestro deseo de expandir un concepto de negocio que hemos creado de la nada,  que sabemos que funciona y que queremos hacer llegar, no solo a nuestros clientes locales sino a una amplia variedad de clientes distribuidos por una amplia región geográfica. Franquiciar un restaurante de éxito es posible y hacerlo llegar a diferentes ubicaciones del territorio nacional, también.

El segundo es la necesidad de contar con financiación externa para franquiciar nuestro restaurante, ya que en un gran número de ocasiones no poseemos el pulmón financiero suficiente como para desarrollar una red que nos permita coger cierto peso en el mercado. Aquí la franquicia se muestra como una opción claramente viable si no podemos contar con financiación propia, pero tampoco perder las riendas de nuestro negocio.

Abrir un local propio (o dos, o tres) como bien saben todos aquellos hosteleros que nos leen y que ya han puesto alguno en marcha, requiere de tiempo, esfuerzo, dedicación y dinero. Hacerlo en compañía de un socio emprendedor decidido a apostar por nuestra idea será siempre mucho más viable.

¿Qué debo tener en cuenta si quiero franquiciar mi restaurante?

Lo primero para franquiciar un restaurante pasa por contar con un concepto de hostelería de éxito, capaz de generar rentabilidades por encima de la media y con una proyección importante en el mercado de la restauración. Nuestros futuros franquiciados apostarán por un tipo de restaurante que les aporte unos ingresos atractivos, también con la garantía de que su inversión estará respaldada por el éxito ya cosechado por la marca.

Lo segundo, es poseer un modelo de negocio de restauración que aporte cierta innovación que le permita ser competitivo frente a la competencia. Lanzar al mercado un concepto que no aporta nada nuevo es probable que nos funcione a nivel local, como negocio independiente, pero no funcionará como una red. Diferenciarnos ya sea por el producto, en el mismo modelo, en la gestión o en el formato del local será fundamental si queremos avanzar en el mercado.

Lo tercero es desarrollar los procesos adecuados a través de los cuales la franquicia será un hecho. Analizar y estructurar en profundidad nuestra oferta, la elaboración de nuestros platos, nuestras recetas, la forma de aprovisionarse, la logística, etc. Todo ello debe de ser definido antes de lanzar nuestra oferta de franquicia.

En cuarto lugar, todo debe quedar documentado. Los procesos, los formatos, la elaboración, la recepción del cliente, la disponibilidad de las mesas, la imagen del establecimiento… En definitiva, todos aquellos puntos sobre los que descansa el negocio deben estar meridianamente descritos.

Por último, desarrollar un plan de expansión de nuestra red de restaurantes que nos permita crecer, planteando en primer lugar las ubicaciones y el perfil de franquiciado que debemos buscar y en segundo lugar las estrategias y acciones precisas para llevar todo ello a cabo.

Sí, franquiciar un restaurante es perfectamente viable, solo hay que tener todos estos puntos claros antes de empezar.

2 Comments

  1. Hola me pongo en contacto con vosotros porque estaría interesado en franquiciar mi restaurante. Comencé con mi negocio hace 5 años y los buenos resultados me han hecho plantearme una expansión mediante franquicias. El concepto de mi negocio se basa principalmente en fast food. Ofrecemos desde pizzas, hamburguesas y perritos, hasta batidos y gofres. ¿Podría franquiciarlo?. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *