La cadena Mango apuesta por el reciclaje en sus prendas

La economía circular es la nueva protagonista de la cadena de franquicias Mango. Esta multinacional española ha lanzado la primera colección cápsula compuesta por fibras recicladas recogidas en sus tiendas a través del proyecto Second Chances.

Las prendas que se producen tienen están compuestas por un 20% de fibras recicladas y un 80% de algodón sostenible. Por ello tienen un menor impacto en el medioambiente.

Y es que en el año 2016 Mango lanzó del proyecto Second Chances. A través del mismo se han recopilado más de 32 toneladas de prendas el año pasado. Esto supone tres veces más que en 2018. Todo a través de los contenedores que tiene ubicados no solo en España sino también en Francia, Portugal, Alemania, Croacia, Holanda, Italia, Portugal y Reino Unido.

De la mano de Cáritas

MANGO inició este proyecto a través de Koopera, una cooperativa impulsada por Cáritas. El objetivo es dar a las prendas una segunda vida. Según su estado, se pueden reutilizar, volver a convertir en hilo, reciclar o quemar para generar energía.

Para estas prendas, nacidas de la economía circular, Mango ha usado 6 toneladas de tejido de algodón recuperado que se ha reciclado y se ha tejido de nuevo. Y no solo eso. Además, el proceso que se ha usado para teñir los tejidos ha permitido ahorrar un 85% de agua.

Y es que la franquicia multinacional de la moda se ha marcado como uno de sus objetivos aumentar la proporción de fibras sostenibles en sus colecciones. Por ello tiene una doble meta:

  • conseguir que el 100% del algodón utilizado en sus prendas sea de origen sostenible antes de 2025.
  • Aumentar el uso del poliéster reciclado en sus prendas para llegar al 50% antes del 2025 y que, antes de 2030, el 100%

Posted in: