La Franquicia y otras fórmulas de comercio

franquicia y comercio asociado

La franquicia es sin duda una de las fórmulas de comercio asociado de mayor éxito, si no la primera. Esto se debe a su capacidad para integrar bajo un mismo paraguas del sistema de franquicia una gran cantidad de empresarios independientes. Lo hace gracias a los elementos inherentes a este modelo de red comercial como son:

  • Cesión de uso de la marca.
  • Cesión y traslación del know how propio de franquiciador.
  • Formación inicial para la apertura del negocio en franquicia.
  • Formación continuada para mejorar la aplicación de los procesos por parte de los franquiciados.
  • Asistencia permanente al franquiciado en su día a día.
  • Control sobre la gestión del franquiciado con el fin de optimizar su funcionamiento.

No obstante, existen también otras fórmulas muy atractivas de asociación que permiten crear redes de éxito.

Otras formas de comercio asociado

concesionario

Es indudable que la franquicia no es el único método por el que pueden optar los empresarios. En la actualidad, ha de convivir con diferentes fórmulas de comercio. Estas pueden ser igualmente interesantes, pero en absoluto llegan a ofrecer todas las ventajas que otorga la franquicia.

Entre las fórmulas de comercio existentes más destacadas, se pueden encontrar las siguientes:

  • Centrales de compra: es un sistema que integra empresarios independientes unidos alrededor de un núcleo central, donde es habitual la existencia de un almacén regulador. Su principal diferencia con la franquicia radica en que no hay compromisos entre las partes; cada asociado puede ejercer la actividad con las pautas operativas que considere oportunas. Es lo que hace la firma Intersport.
  • Concesionarios: es una fórmula mediante la cual una empresa otorga a terceros el derecho a suministrar sus productos o servicios en una zona concreta. A diferencia de la franquicia no concede exclusividad. Como ejemplo, se pueden encontrar los concesionarios de marcas automovilísticas.
  • Oportunidades de negocio: aunque una franquicia es una oportunidad de negocio, ésta no es siempre una franquicia especialmente cuando se desentiende de sus asociados en cuanto firma el contrato. Algo que no ocurre en la actividad franquiciadora donde existe una asistencia inicial y continua.
  • Redes de agentes: mediante la firma de un contrato, una persona física o jurídica, denominada agente, se obliga frente a otra a promover operaciones de comercio por cuenta ajena, es decir actúa en nombre de la empresa, no en el suyo propio. Es el caso de los agentes financieros del Deutsche Bank.
  • Sucursales: es un modelo de comercio integrado, puesto que la propiedad de todas las unidades de la red es de una única compañía. No se pueden considerar franquicia ya que no otorgan licencias para abrir locales. Cajas de ahorro, bancos y empresas aseguradoras emplean este formato.

¿Qué modelo elegir?

modelo de negocioLa elección de un modelo u otro por parte del empresario que se está planteando en franquiciar su empresa dependerá de muchos factores entre los que se encuentran:

  • Su capacidad financiera
  • Su estructura empresarial
  • La velocidad de expansión deseada
  • Sus objetivos de cobertura geográfica
  • Y, por supuesto, su modelo de negocio.

Por ello conviene contar con consultores de franquicia que nos garanticen que esta (y no otra) es la fórmula adecuada para hacer crecer nuestro negocio.

Si lo desea, puede contactar con nosotros aquí.