Franquicias llave en mano. Qué son. Qué me aportan

Las denominadas franquicias llave en mano son modelos de negocio que facilitan mucho el acceso de los emprendedores al mundo de la franquicia. En ellos, se ofrece a los inversores la posibilidad de dejar en manos de la central de franquicias la preparación de todo lo necesario para la apertura del local. Así, la mayoría de los procesos necesarios para comenzar a operar el negocio desde el primer día son gestionados por el franquiciador hasta que el franquiciado pueda «levantar la persiana».

Este modelo suele atraer a muchos emprendedores e inversores. La razón es que ven en las facilidades que pone el franquiciador la posibilidad de no complicarse en el lanzamiento de su negocio. De esta forma, dejan en manos más expertas muchos aspectos en los que dichos emprendedores carecen de experiencia.

Qué necesitamos para ofrecer un llave en mano

No todas las franquicias brindan la posibilidad al franquiciado de tener una franquicia llave en mano. Para ello, deben tener estructura y experiencia suficiente con los proveedores responsables. El objetivo es garantizar que los procesos previos a la apertura del local se realizarán coordinadamente desde la central. Un fuerte control de los proveedores con los que ya se ha trabajado previamente es esencial para poder garantizar una franquicia llave en mano al franquiciado.

No obstante, muchas marcas prefieren dejar en manos de los franquiciados determinadas gestiones. El motivo es que prefieren quedar al margen de la gestión limitándose a validar el resultado final para la apertura. Otras marcas tienen un modelo mixto. Dan la posibilidad al franquiciado de realizar todos los trámites para la apertura por su cuenta, o bien realizarlos llave en mano.

El local, el elemento principal

En cuanto a los sectores que utilizan este tipo de sistema, destacan principalmente hostelería y retail. El motivo es que es en el local donde mayor relevancia cobra el llave en mano. Así, el objetivo siempre es que se matenga forma homogénea la imagen de marca, los procesos y el servicio característico de la cadena. Además, también se persigue dar facilidades a los franquiciados, ya que en muchas ocasiones se utiliza como argumento de venta.

Elementos del llave en mano

Los elementos principales para las franquicias llave en mano se basan en:

  • Desarrollo del proyecto de obra según el local seleccionado.
  • Trabajos de adecuación del local, incluyendo las instalaciones necesarias como electricidad, fontanería, etc.
  • La decoración y rotulación del establecimiento.
  • La gestión de licencias de apertura y actividad.

A partir de aquí, también pueden incluir otros elementos como:

  • Seguros necesarios para operar
  • Gestión y contratación de recursos humanos
  • Financiación de inicio
  • Gestión administrativa
  • Búsqueda de locales

Y una advertencia…

Es lógico que, para que una franquicia llave en mano tenga sentido, los costes que asumirá el futuro franquiciado serán iguales o inferiores a los que lograría el mismo franquiciado recurriendo a otras opciones por su cuenta. En consecuencia, debemos desconfiar de aquellas franquicias que ofrecen un llave en mano y que presentan unos precios disparados frente a otras opciones.

2 Comments

    • Hola Alex, una franquicia llave en mano te facilita mucho la apertura de tu negocio, ya que te elimina muchos de los problemas iniciales. Existen franquicias llave en mano en practicamente todos los sectores. Si quieres saber marcas puedes ponerte en contacto con nosotros. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *