Las franquicias panaderías se hacen con el mercado

Las franquicias panaderías tradicionales están evolucionando hacia un nuevo modelo de franquicias panaderías-cafeterías y franquicias panaderías-despacho. Estos nuevos modelos de negocio se ajustan a las nuevas exigencias de los consumidores.

El concepto de panadería ha evolucionado hacia las franquicias panaderías-cafeterías y a las franquicias panaderías-despacho. Las franquicias panaderías-cafeterías son un modelo de negocio que cada vez se encuentra más y que combina el estilo de una panadería tradicional con el sector de la hostelería. De la misma manera las franquicias panaderías despacho se están convirtiendo en locales donde los consumidores pueden encontrar no solo pan, sino que una amplia gama de productos complementarios como empanadas, quesos, harinas, vinos, repostería…

¿Qué es cada una?

Las franquicias panaderías-despacho van más allá del concepto de panadería tradicional. El franquiciador fabrica y/o distribuye el pan en cada una de las tiendas. Más allá del pan, también comercializan productos de alimentación de todo tipo.

Las franquicias panaderías-cafeterías son lugares donde de la misma manera que puedes comprar pan puedes tomarte un café o disfrutar de un bollo. Se han adaptado de maravilla a las demandas de los consumidores actuales ofreciendo tanto pan como pasteles, bocadillos o cafés.

Franquicias de éxito de panaderías-despacho

La franquicia Forno de Lugo es un ejemplo de panadería-despacho especializada en la producción y distribución de pan. No sólo distribuye pan gallego, sino que comercializa productos de origen gallego como quesos, licores o repostería. De esta forma hace llegar el pan a sus 9 locales de toda España con la seña de Identificación Geográfica Protegida (IGP) Pan Gallego en sus productos. También cuenta con una tienda online para que cualquiera pueda adquirir sus productos. La enseña reparte los productos directamente desde Lugo de forma diaria manteniendo la calidad y el concepto artesanal propio.

La franquicia Levadura Madre es un referente en el sector de las panaderías-despacho por su amplia gama de panes y productos de hostelería. Toda gira entorno al obrador propio de la marca. Este produce más del 80% de la venta diaria de manera artesanal. Han sabido evolucionar del concepto de panaderías al nuevo término de “coffee bakeries”. En sus tiendas cuentan con una cuidada selección de bollería, pastelería, productos salados, cafés o infusiones, más allá del pan.

Franquicias que combinan a la perfección panadería y cafetería

La franquicia Santa Gloria combina el concepto tradicional de panadería con un espacio que busca que se viva una experiencia única. Además de su amplia variedad de panes también puedes consumir todo tipo de bollería dulce como magdalenas o brownies entre otros productos. También tiene bollería salada como bocadillos o empanadas y bebidas como cafés, infusiones o tés.  En la actualidad cuenta con más de 50 locales en España.

De la misma manera la franquicia Granier ofrece una gran oferta de panes al mismo tiempo que tostadas premium, todo tipo de bollería y pastelería y bebidas. Cuenta con más de 300 tiendas repartidas en España, Portugal, Italia, Inglaterra y Estados Unidos. Se coloca así, como uno de los referentes en el sector de las panaderías-cafeterías.

¿Por qué las franquicias panaderías-despacho tienen tanto éxito?

Las franquicias panaderías-despacho están revolucionando el sector de la panadería tanto por la calidad del pan como por su rentabilidad. Es una inversión muy interesante porque son locales donde no se necesita horno, ya que reciben el pan directamente del fabricante. En el caso de Forno de Lugo el pan que se recibe es artesanal y de máxima calidad. Además, no se necesitan grandes establecimientos ni mucho personal.

La materia prima está seleccionada minuciosamente con el fin de ofrecer un producto exclusivo. Además, no sólo se vende pan, sino que también elaboran sus propios productos artesanales como quesos, licores o repostería propia.

Las franquicias panaderías-cafeterías, un espacio perfecto para quedar

 Este tipo de negocio se ha convertido en uno de los sectores más dinámicos en los últimos años y con más proyección. Las franquicias Panaderías-Cafeterías son un espacio perfecto para reuniones por su ambiente amigable y acogedor.  Complementan de forma perfecto productos muy básicos como el pan, café, bocadillos o un bollo.

Hace que los clientes se sientan como en casa.  De la misma manera que permiten las reuniones, también es un buen espacio para el trabajo por su ambiente calmado. Antes la gente solo iba a comprar el pan, ahora se les permite vivir una experiencia que va más allá.

¿Cómo se ha complementado las panaderías con cafetería?

Las franquicias panaderías-cafeterías han añadido una zona de degustación a su zona de venta directa. Han sabido adaptarse a las demandas de los consumidores con locales modernos aumentando su oferta.

Más allá del café, las Panaderías-Cafeterías son una gran elección para comer a cualquier hora del día. Cuentan con un menú variado que satisface las demandas de los consumidores. Además, permiten consumir los productos tanto en el local como para llevar.

Un producto que sigue siendo rentable

A pesar de que el precio del pan en los últimos años ha aumentado, sigue siendo un producto muy económico. Tanto en las franquicias Panaderías-Cafeterías como en las franquicias Panaderías-Despacho se encuentran los distintos panes con precios asequibles.

Uno de los motivos por los que su precio puede ser más elevado con respecto a los supermercados es su calidad, un aumento que el consumidor ha demostrado que le merece la pena pagar. En este tipo de establecimientos se puede encontrar pan artesanal de mayor calidad que el pan industrial.

¿Quién está detrás?

En el caso de la franquicia Levadura Madre, Moncho López e Iñaky de la Cuesta son los responsables de su éxito. Han pasado ya casi 11 años desde que Moncho abrió su primer local en Madrid. Desde ese momento no ha parado de crecer y ahora mismo cuenta con más de 15 tiendas en la capital.

Detrás de la franquicia Forno de Lugo se encuentra Héctor Peréz. Al principio la franquicia estaba enfocada a la venta ambulante a través de las ferias del sector, pero la pandemia les hizo evolucionar. Ahora mismo tiene 9 tiendas en España que cada día recibe el pan desde Lugo. Se ha convertido en una de las principales franquicias de panaderías-despacho del país.

Por el lado de las Panaderías-Cafeterías detrás de la franquicia Granier se encuentra Juan Pedro Conde. En 1988 decidió abrir su primera panadería bajo el nombre el Horno de Estrella y debido a su crecimiento fundó la marca Granier en 2010. Ahora mismo Granier cuenta con un total de 313 locales.

En el caso de Santa Gloria pertenece a Foodbox, un grupo de restauración multimarca. Entre sus marcas se encuentran franquicias como PAPIZZA o VOLAPIÉ. En la actualidad cuenta con 80 franquicias demostrando el gran éxito en su sector.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Contacta con nosotros

¿Quieres más información sobre la franquicia? Contacta con nosotros y te informaremos de todo lo que necesitas saber.

Síguenos

Si deseas estar informado de toda nuestra actividad y publicaciones, síguenos en redes sociales o contacta con nosotros a través de email.

Ultimos Posts