7 diferencias entre el norte y el sur de España para la franquicia

La semana pasada estuvimos en Frankinorte, en la feria de franquicias de Bilbao, a través de nuestra consultora BeFranquicia. Es una feria de carácter local, aunque interesante. En ella pudimos constatar el interés que muestran por la franquicia muchos emprendedores vascos. Pero también el menor arraigo que tiene este sistema de comercialización en esta región.

Y es que a la franquicia le cuesta introducirse de forma sólida en las regiones del norte. Al menos, le cuesta más que en otras áreas como Andalucía, la zona centro o el levante español. ¿Por qué?

7 Factores diferenciales para la franquicia

A pesar de existir varias ferias como Franquiatlántico, Frankinorte o Asturfranquicia es cierto que el emprendedor parece más expectante a invertir en este modelo de negocio. ¿A qué se debe?. Como consultores de franquicia, en BeFranquicia hemos detectado 7 diferencias entre regiones que pueden responder a esta pregunta:

  1. Menor número de centrales y franquiciados: sin duda este es un aspecto claramente fundamental y comprobado, según el informe “La Franquicia en España”, elaborado por la Asociación Española de Franquiciadores (AEF). Es probable que sientan menos interés en franquiciar sus empresas. Si analizamos cuatro tradicionales áreas, quedaría como sigue:
    • Zona Levante (Cataluña y Comunidad Valenciana): 508 redes
    • Zona Centro (Madrid, Castilla-LaMancha y Castilla-León): 397 redes
    • Zona Sur (Andalucía y Región de Murcia): 181 redes
    • Zona Norte (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra): 121 redes
  2. Clima: muchas de las cadenas que operan en España lo hacen en como franquicias de hostelería y comercio. En este sentido, un mejor clima que permite la existencia de terrazas o de mayor amplitud de horarios de apertura, propicia más potenciales consumidores en las calles. Y ayuda que los comercios y restaurantes tengan una mayor afluencia de público durante mayor número de días al año. El buen tiempo, así, se convierte en un elemento importante que incide en nuestra cuenta de explotación.
  3. Turismo: relacionado probablemente con el factor anterior. El turismo juega un papel fundamental para el comercio en cualquier área geográfica. Es claro que los turistas prefieren marcas o reseñas conocidas y comercios en los que confiar. La franquicia en este sentido, por su imagen y modernización aporta una garantía para el turista. Aquí, las islas, la zona de Levante, Cataluña y sur de España se llevan la palma.
  4. Tamaño de las empresas: las empresas tradicionalmente han sido más grandes en el norte. Lo cierto es que, debido a un mayor tejido industrial, estas compañías suelen tener mayor repercusión en la economía real de las familias. Tradicionalmente las mineras, energéticas, automovilísticas, siderúrgicas, astilleras… Mucho de ello se debe a su potencial en la extracción de materias primas necesarias para dicha industria.
  5. Negocios familiares con mayor arraigo: podemos afirmar que en la zona norte de España, el comercio tradicional ha tenido siempre mucho arraigo. Tanto en hostelería como en otras actividades la cultura familiar en el comercio es probablemente mayor que en otras zonas.
  6. Tasa de paro: es evidente que una mayor tasa de paro incide de forma importante en la búsqueda de negocios para el autoempleo a través de la franquicia. Cuanto mayor paro hay es lógico que mayor número de personas decidan emprender por su cuenta. En este sentido, en la zona sur, es un aspecto que incide con cierta importancia en la economía local.
  7. Mayor coste de los alquileres para las franquicias: tradicionalmente, el coste de los alquileres suele ser mayor en la zona norte. Es probable que se deba a una política de urbanismo determinada o de la propia morfología geográfica de algunas urbes importantes. Es el caso de San Sebastián o Bilbao. Esto dificulta la incorporación en las ciudades de nuevos negocios que no puedan hacer frente a los altos alquileres de algunas ciudades.

Conclusión

En definitiva, es probable que la franquicia cuaje con mayor facilidad en determinadas áreas geográficas. Esto no es más que un reflejo de las diferencias entre las diferentes regiones de nuestro país. No obstante, hay que reconocer que estas diferencias son cada vez menores debido a una mayor globalización y homogeneidad en los perfiles de consumidor. Además, el sistema de franquicia ha demostrado su capacidad para consolidarse en cualquier tipo de economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *