¿Cómo funcionan las franquicias?

como funcionan franquicias

La franquicia se ha convertido en la herramienta clave de expansión y crecimiento para muchos empresarios. Gracias a su funcionamiento es una fórmula realmente extendida tanto a nivel nacional como internacional. A ella recurren empresas consolidadas como McDonalds, Subway o 100 Montaditos, pero también medianas y pequeños negocios. Pero ¿cómo funcionan las franquicias por dentro?

En primer lugar, todas las franquicias coinciden en que su objetivo siempre es crecer. El éxito de ellas radica en la capacidad para generar beneficios a todas las partes que componen la relación de franquicia. La viabilidad de este sistema está ampliamente probada y gran número de emprendedores tienen ahora puestas sus expectativas en él.

La franquicia, en esencia, funciona con base a la teoría de causa y efecto. En ella existe un gran número de empresarios que han iniciado y desarrollado un modelo de negocio de éxito. Ellos son quienes buscan un resultado beneficioso y a la vez cuantificable en términos de crecimiento y rentabilidad. En un punto determinado, estos empresarios se dan cuenta que la franquicia opera de manera exitosa, con un potencial de crecimiento que aumenta día a día.

¿Qué debe aportar la franquicia para funcionar?

Así, las franquicias deben ser capaces de ofrecer un modelo de negocio que funciona en base a:

  • Un éxito probado.
  • Procesos rápidos y estables.
  • Capacidad de mostrarse como una buena inversión.
  • Posibilidades de ser replicado.

Una vez que se haya decidido desarrollar el modelo de negocio bajo la fórmula de la franquicia, el franquiciador debe poner los medios empresariales necesarios para operar como red de franquicia. Una inversión que permitirá darle dinamismo y seguir adelante con la inversión a través de la creación de una central de franquicias que organice el nuevo modelo empresarial.

Elementos necesarios para franquiciar una empresa

Las bases anteriormente definidas son indispensables para franquiciar una empresa dan seguridad en las inversiones y facilita el acceso a la franquicia a muchos empresarios, emprendedores e inversores. Así las franquicias de éxito funcionan gracias los siguientes elementos:

  • Una marca registrada y potencialmente reconocida, ya sea a nivel internacional, nacional, regional o local.
  • Un saber hacer ya experimentado, contrastado y documentado.
  • La asistencia y la formación necesaria para la operativa del día a día del franquiciado.

El resultado es que hoy día un gran número de empresarios ya se encuentran familiarizados con este sistema de negocio. Esto provoca que cada año contemos con un mayor número de emprendedores interesados en incorporarse a las redes de franquicia existentes. Ya sea en formato autoempleo o como inversor.

En resumen, la franquicia funciona óptimamente porque supone la alianza de dos socios con un mismo objetivo común: crecer y vender cada día más. Esto permitirá alcanzar el objetivo final de unos y otros: rentabilizar las inversiones. Finalmente, brinda confianza en los consumidores y solidez a las economías.