Franquicia y autoempleo: soluciones en tiempos de crisis

No es de extrañar que uno de los vectores que más crecen por la pandemia en el ámbito de la franquicia sea el autoempleo. En las actuales circunstancias muchos emprendedores están optando por este tipo de formato de negocio en franquicia como salida laboral.

Las dificultades que se prevén para acceder a un empleo cualificado por cuenta ajena son cada vez mayores. Y es que, lamentablemente, muchas empresas o administraciones públicas no estarán en disposición de contratar durante un tiempo.

Es algo que ya ocurrió durante la crisis de 2008. Los modelos de negocio que ofrecían a los franquiciados la posibilidad de generar su propio empleo a través de la franquicia crecieron exponencialmente. Tanto en oferta de empresas que se lanzaron a franquiciar sus negocios como en volumen de nuevos franquiciados o asociados que se sumaron a las existentes.

Y es que, como ya se ha demostrado, el sistema de franquicia es un permanente generador de nuevos negocios. En este caso, de pequeños nuevos negocios.

Así, existen hoy día diversos conceptos y oportunidades ideales para el autoempleo en franquicia a los cuales puede unirse un emprendedor. De todos los sectores, actividades e inversiones.

Aunque la mayoría de opciones de negocio en formato autoempleo podemos encontrarlas en el sector servicios, tanto retail como hostelería también dan cabida a este tipo de franquiciados. Veamos cuales son las tendencias en cada caso.

Sector Servicios

Destacan las diversas oportunidades dentro de esta ámbito. Para ello hay diferentes razones, entre las cuales podemos encontrar:

franquiciado servicios autoempleo

Bajas inversiones

Esta característica hace que estos negocios atraigan un perfil que busca montar una propia empresa con el mínimo de inversión. Son negocios que no precisan de local y se pueden desarrollar en oficinas, o bien en el propio hogar del franquiciado.

Amplio abanico de actividades

Siempre se ha dicho que el sector servicios es el cajón desastre de la franquicia. Aquí podemos encontrar diversos formatos para el autoempleo. Desde negocios de tintorerías hasta despachos de abogados, servicios asistenciales, servicios para mascotas, agencias de publicidad o plataformas e-commerce.

Todos ellos ofrecen al franquiciado multitud de opciones a la hora de invertir y de seleccionar el ámbito del mercado en el que quiere trabajar. En unos casos es necesario un perfil profesional. En otros, la franquicia ofrece toda la formación necesaria.

Búsqueda de perfiles comerciales

Las franquicias de servicios se centran en muchos casos perfiles comerciales como fuerza de ventas. Franquiciados que sean capaces de trabajar un mercado, captar nuevos clientes y hacerles llegar su producto. Este producto puede ser fabricado por la misma franquicia o distribuido por ella.

La labor del franquiciado será la de comercializarlo en su área de influencia o exclusividad. Y el autoempleo cuadra perfectamente con esta labor. Esto permite que el propio franquiciado genere negocio tanto para la franquicia como para sí mismo.

Sector Hostelería

franquiciado hosteleria autoempleo

No solo los negocios de servicios son ideales para el autoempleo. En hostelería también existen opciones interesantes. Si bien en este ámbito las inversiones se disparan, en algunos casos es viable encontrar negocios por menos de 60.000 Euros.

Existen heladerías, puestos de waffles, pequeñas panaderías o pastelerías, locales de pollos asados, corners de productos como patatas fritas o croquetas y de comida para llevar. Incluso las dark kitchen son oportunidades que llegan a la franquicia. Todas ellas son interesantes opciones para aquellos que buscan un negocio de autoempleo en el mundo de la restauración en franquicia.

Reducir reforma y maquinaria

La principal inversión en estos casos se produce en la maquinaria y en la reforma del local. Por ello, cuanto menor sea esta, más accesible será la inversión. Son modelos que precisan no más de 2-3 trabajadores en el local. Por otro lado, a la hora de realizar el plan de viabilidad siempre hay que tener en cuenta el coste de la renta del inmueble, que puede comerse una parte importante de nuestra facturación. Si nos descuidamos, hasta el 20%.

Sector Retail

franquiciada tienda autoempleo

Por último, el retail también tiene sus opciones. Aquí el problema para la inversión suele ser el stock inicial. Pero en muchos casos una pequeña tienda, ya sea de ropa o de cualquier otro producto no nos exigirá inversiones excepcionales. Sí hay que tener en cuenta, al igual que en hostelería, el coste del local donde vayamos a realizar la actividad. Por otro lado, la reforma suele ser menos costosa que en hostelería, ya que el propio producto nos sirve de soporte.

En definitiva, se prevé que el autoempleo en franquicia aumente tanto por la parte de la demanda como de la oferta en los próximos años.