Montar una franquicia de restaurantes: 7 claves que debes conocer

7 tendencias hosteleria

El sector de hostelería fue uno de los primeros en dar carpetazo a la crisis. Y este ha obtenido el mejor año desde que comenzó la estabilización de la economía. Si estás pensando montar una franquicia de restaurantes es esencial conocer cómo funcionan las franquicias de hostelería y las tendencias que mueven al sector.

Respecto a los buenos datos estadísticos, una vez conseguido el equilibrio, toca estabilizarlo para seguir el camino hacia el éxito. El sector cerró 2018 con un crecimiento próximo al 7%. En este sentido, los expertos prevén que 2019 confirme esa tendencia, con un crecimiento cercano al 5%, lo que estabilizaría la buena marcha del sector.

Factores clave de ese crecimiento exponencial que se ha dado en 2018 y que se prevé para el presente ejercicio, son algunas de las tendencias que más hondo están arraigando en bares, restaurantes y cafeterías en el ámbito de la franquicia.

Las tendencias más destacadas del sector de la hostelería:

1. Simplificación de la cocina

La reconversión de pequeños locales no destinados a hostelería en espacios gastronómicos ha hecho que se apueste cada vez más por cocinas para las que no es necesaria salida de humos. Una tendencia muy común en cadenas de franquicias en las que las centrales hacen llegar los platos prácticamente elaborados a cada uno de sus locales. Con ello eliminan la necesidad de invertir en grandes fogones y hornos industriales.

2. Monoproducto con múltiples combinaciones

Es una de las tendencias gastronómicas con más tirón en los últimos años. Cada vez es más habitual encontrar establecimientos especializados en el monoproducto. Esto quiere decir que centran su oferta en un solo plato: hamburguesa, pizza, montado, pincho, tapa, etc.. Y lo conjugan con diversos ingredientes para ofrecer múltiples combinaciones que den diversidad a su carta.

3. Rapidez sin perder la calidad

La vorágine en el día a día actual y la falta de tiempo durante la jornada laboral hacen que el cliente demande soluciones inmediatas, asequibles y de calidad. Unas nuevas necesidades de consumo entre semana que no impliquen pasar varias horas sentados a la mesa ni digestiones pesadas.

4. Fusión de sabores

cocineros franquicia

Con la popularización de grandes chefs de renombre, el mundo gastronómico ha conseguido acercar a la gente de a pie la pasión por la mezcla de culturas, la fusión de sabores y por las elaboraciones muy trabajadas. En ellas, salado, dulce, ácido y picante forman un matrimonio perfecto que traspasa fronteras. Aquí los chefs, con sus creativas ideas en materia de fusión, están desempeñando un papel esencial a la hora de renovar las cartas de muchas franquicias de restauración. Es el caso de Óscar Morata o de los dos estrellas Michelin Dani García y Ramón Freixa.

5. Artesano y gourmet

El consumidor ha evolucionado. Ya no le vale cualquier cosa. Ahora demanda información y calidad, quiere conocer de dónde viene el producto y tener garantías de calidad de la materia prima. Al tiempo, exige un sabor exclusivo e intenso que convierta su experiencia en única. Productos elaborados de manera artesanal, sin conservantes ni añadidos y con la exclusividad de ser productos gourmet. Estos son el mejor reclamo para esos paladares que se hacen cada día más exclusivos.

6. Éxito de los gastrobares

Son, sin duda, una de las consecuencias más directas de la demanda gourmet. De un tiempo a esta parte vienen proliferando los llamados gastrobares, negocios a medio camino entre el bar y el restaurante. ¿Su fórmula? Tapas muy elaboradas a precios asequibles, para acercar la alta cocina al gran público. Y es que comer está más de moda que nunca. Ya no solo se come por necesidad, ahora también se come por placer.

7. Take away y delivery

delivery franquicia

Son los dos servicios de mayor éxito para comer fuera del restaurante. Tanto en el caso de los pedidos para llevar como en el del reparto a domicilio. Y es que una de las principales ventajas para las franquicias de hostelería, es que pueden disponer de locales más pequeños, con menos espacio destinado a comedor. Con ello aprovechan el beneficio que le aportan estos servicios, cada vez más habituales y en plena efervescencia. Con el delivery, además, entran en juego franquicias dedicadas al transporte, que pueden explotar este filón en pro de su crecimiento empresarial.

En resumen, si nos decidimos por franquiciar un negocio de hostelería, estas son 7 claves que siempre debemos tener en cuenta.