Los diez mandamientos para acertar en la elección de una franquicia

Como saben todos aquellos que han decidido apostar por una franquicia, acertar con la franquicia adecuada no es tarea fácil. De ello dependerá en gran parte nuestro futuro y el de los nuestros. Por esto es fundamental no equivocarnos en la elección y acertar con aquellos conceptos de franquicia que mejor se ajustan a nuestro perfil de inversor. Este decálogo nos ayudará a sortear las dificultades y a realizar a través de la franquicia la mejor inversión posible de nuestro capital.

Primer mandamiento: Te autoanalizarás

El primer paso, incluso antes de tomar la decisión de incorporarnos a una cadena de franquicias es el de realizar un exhaustivo estudio de cuál es nuestra situación actual y los elementos que nos rodean. Nuestra capacidad económica, nuestras preferencias de actividad, nuestro apoyo familiar, etc. Todo debe ser medido para que podamos emprender el camino como franquiciados con la mayor seguridad.

Segundo mandamiento: Decidirás la actividad

Uno de los factores factores fundamentales para tener éxito en franquicia es definir previamente nuestro ámbito de actividad preferente. Si vamos a montar un negocio propio, mejor hacerlo en aquel ámbito que por experiencia o por gusto conozcamos mejor. Esto nos aportará mayor capacidad de gestión y seguridad en el camino de futuro que trazaremos con nuestro negocio.

Tercer mandamiento: Definirás tu capacidad económico-financiera

Es evidente que las franquicias a las que podamos acceder serán aquellas que financieramente nos lo permitan, bien porque ofrezcan facilidades de financiación o bien porque sus inversiones e ajusten adecuadamente a nuestro bolsillo. Pero lo primero es tener claro hasta dónde podemos llegar. Siempre teniendo en cuenta que debemos comenzar con la holgura suficiente si las cosas al principio no salen como esperamos.

Cuarto mandamiento: buscarás, estudiarás y analizarás la información que necesitas

Existen multitud de fuentes de información a las que podemos acudir para obtener la información que necesitamos de aquellas opciones de negocio que veamos más interesantes. Las páginas webs de las marcas, los portales de franquicias, las guías impresas, las ferias de franquicia, las consultoras de franquicia y, por supuesto, el Registro de Franquiciadores son las principales fuentes informativas.

Quinto mandamiento: Te entrevistarás con franquiciadores

Por supuesto las franquicias tienen cara y ojos y son los de sus fundadores, creadores, directores o gestores en cada caso. No dudes en solicitar una entrevista con el director de expansión al inicio y más adelante con la dirección de la cadena. Todo debe quedar claro y por escrito y recuerda que debes tomarte tu tiempo para decidir entre las diferentes opciones. No tomes decisiones a la ligera que posteriormente puedes pagar caro.

Sexto mandamiento: Visitarás a franquiciados

Allá donde estén son los que mejor información te pueden ofrecer y de primera mano. Este es un paso necesario a cumplir ya que son los que mejor conocen la cadena. En unos casos el contacto te lo facilitará el franquiciador, en otros es mejor que lo busques tú mismo con el fin de que sea lo más objetivo posible.

Séptimo mandamiento: Te asesorarás convenientemente

Abrir un negocio, aunque sea en franquicia, tiene siempre sus riesgos. Minimizarlo es uno de nuestros principales deberes como inversor. Por ello contar con el apoyo y el soporte de especialistas y asesores en franquicia que nos guíen en un terreno que no conocemos se antoja como fundamental. No escatimes gastos porque su conocimiento te hará ahorrarlos con creces en el futuro.

Octavo mandamiento: No pararás hasta encontrar la financiación que precisas

Buscar financiación es uno de los principales retos desde el momento en que un emprendedor se decide a abrir cualquier modelo de negocio. Y en franquicia no iba a ser menos. La familia y amigos, las entidades financieras o las organizaciones alternativas nos pueden ofrecer ese empujón económico y financiero que necesitamos para abrir el negocio de nuestros sueños. Especialmente ahora que los bancos empiezan a abrir la mano.

Noveno mandamiento: Elegirás el mejor local

No tengas prisa en abrir tu negocio. Elegir el local adecuado puede suponer el éxito o el fracaso de tu inversión. Cada tipo de actividad y cada modelo de negocio necesita de un tipo de local determinado. Además, la idiosincrasia de nuestro público cambia en cada región geográfica. Y por supuesto el paso peatonal de una calle principal al de una secundaria no tiene nada que ver aunque les separen diez metros. Acertar en este punto es siempre fundamental.

Décimo mandamiento: Serás exigente contigo mismo y con los demás

La franquicia es un sistema de negocio que facilita la posibilidad al emprendedor de abrir su propio negocio a partir de una fórmula de éxito en el mercado. Debemos integrarnos en una cadena y saber adaptarnos y cumplir con las directrices del franquiciador a la vez que debemos ser exigentes con el mismo para que nos aporte su experiencia y conocimiento y nos apoye en nuestra actividad en el día a día.

Conclusión:

La franquicia en un sistema de negocio que evita riesgos, pero no garantiza que la inversión vaya a ser todo lo rentable que esperamos. Para conseguir esto debemos ser emprendedores proactivos, pero a la vez cautelosos. No olvidar estos diez mandamientos nos ayudará a realizar una inversión con las mayores probabilidades de éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *